Desde pequeños nos llegan mensajes acerca de lo que está mal. No hagas esto, no digas lo otro, no des esta imagen…

Cuando somos adultos, llevamos integrado en nosotros todos estos mensajes como creencias. Creencias que nos dicen cómo es correcto que nos comportemos, lo que podemos o no podemos hacer.

El ser humano no es perfecto, así que cuando hacemos algo que va en contra de esas creencias que tenemos grabadas a fuego en nuestra mente, nos sentimos mal. Creemos que estamos actuando en contra de “lo que es correcto” y eso nos causa un conflicto interior.

Cuando estamos en ese punto, muchas veces nos castigamos a nosotros mismos y en ocasiones de forma cruel.

Nos han educado con un nivel de exigencia alto, es nuestro deber hacer las cosas bien, sin equivocarnos y cuando toca hacerlas. Así, cuando no llegamos a cumplir esas expectativas, nos ponemos la etiqueta de que “no somos buenos”.

Por ahí empieza el castigo a uno mismo. Cuando creas un diálogo interior en el que te dices a ti mismo todo lo que estás haciendo mal, lo que no te mereces, lo que podrías haber hecho para hacerlo bien. Todo eso, por supuesto, con calificativos desagradables y negativos.

Lo que haces con esto es darle más y más fuerza a esa creencia instaurada en tu subconsciente y hacerte cada vez más y más pequeño. Te estás quitando valor.

Perdónate a ti mismo

Cuando detectes esos diálogos interiores que no te hacen ningún bien, frena esa marea de pensamientos. cadenasCoge aire, tómate un minuto para relajarte y perdónate por haberte equivocado. No pasa nada. No puedes cambiar lo que ha sucedido, sólo puedes actuar sobre el presente para que el futuro sea mejor.

Tenemos tendencia a no revisar nuestras creencias, dándolas por válidas sólo porque es lo que nos han enseñado. A veces no son ni siquiera nuestras.

Perdónate y suelta ese lastre que te encadena.

Opt In Image
¿Te ha gustado?

Suscríbete totalmente gratis a la newsletter y recibe todas las novedades y contenidos exclusivos.

Además, podrás descargar GRATIS el e-book y comenzar a crear la vida que quieres, sólo tienes que rellenar el formulario.

No nos gusta el spam. Podrás darte de baja cuando lo prefieras.